WhatsApp: 811 880 7405 | Correo: contacto@maubonilla.com

© 2018 Mau Bonilla

  • Instagram MauBonilla
  • LinkedIn MauBonilla
  • Facebook MauBonilla
  • Twitter MauBonilla

ENTÉRATE DE NOVEDADES

LA RELATIVIDAD EMPRENDEDORA

Situación: 

Constantemente nos comparamos con otras personas, pero los emprendedores lo hacemos con nuestro negocio. Si las ventas son mayores que las nuestras, ocasiona que nos desanimemos y en algunos casos, me ha tocado ver a unos rendirse.

Visión: 

Acuérdense que decía el tío Ben: "With great power comes great responsibility"

Tus ventas son directamente proporcionales a lo que tu empresa está preparada, por decirlo en la forma más directa posible: Entre más ingresos, más egresos.

Tu maquinaria, va a ir creciendo y cada vez necesitarás más ayuda de todo tipo: Proveedores, asociados, maquinaría, y muchas cosas más…

Como dice la ley universal “Como es abajo es arriba”. Tu empresa debe de ser igual de rentable, eficiente y manejable conforme vaya creciendo, ósea, cuando sea grande debe de ser igual de operable que cuando era chica, gracias a tus recursos.

Acción: 

Las leyes universales son una realidad, y, entre más seamos conscientes de sus existencia, mejor podemos manejar nuestra vida.

Una nueva ley se ha descubierto, es la de los "5 segundos", así como cuando te decían que si se te cae algo al piso “lo chupa el diablo” después de 5 segundos, nosotros tenemos 5 segundos para actuar: cuando suena la alarma para despertarnos, cuando se nos ocurre una idea, cuando se nos presenta una oportunidad, por que en el segundo 6, nuestro sistema de defensa, nuestro yo interior, queriéndonos cuidar, tuvo el suficiente tiempo para pensar en las razones de por que no hacerlo…

1 snooze más, mejor luego ya que me vuelva a acordar, vendrá una oportunidad mejor… y al final, nos convence.

Se comprobó que las bacterias, se tardan 5 segundos en infectar algo que se te cae al piso.

Nosotros, tenemos 5 segundos para actuar, y quiero que todos los que traen ganas, estén listos a la hora que les toque su oportunidad.

AGENDAR